Saturday, June 30, 2007

PPR en la Revista del Diario

Cortesia de Cubaunderground.com y de Porno Para Ricardo nos llega el siguiente articulo en español, disfrutenlo:

La Revista del Diario
Publicado el 06-28-2007

PORNO para Ricardo ...bravito, bravito

Por Luis de la Paz
DelapazL@aol.com

Porno para Ricardo es la agrupación musical contemporánea más reveladora y estéticamente más consolidada en su género en Cuba. Su más reciente producción A mí no me gusta la política, pero yo le gusto a ella compaÑeros, ha despertado un interés mayor e impulsado la persecución de las autoridades cubanas.

Sus integrantes, ataviados con la indumentaria de rigor de los rockeros, marcan el perfil de esta agrupación que se ha convertido en un fenómeno social, cultural, contestatario y erótico musical único e inédito en la canción cubana. Sus letras son provocadoras y desafiantes a la dictadura castrista, con un lenguaje directo y acusatorio, como ningún otro grupo se ha atrevido a hacerlo con anterioridad.

Su líder es Gorki Águila, un joven que afirma haberse hecho músico de una manera autodidacta. Desde La Habana, mientras ensayaban en una habitación que describe “sonorizada, con cartones de huevos, pedazos de alfombra y otros materiales aislantes, para amortiguar el sonido”, conversa con este reportero sobre la música que realiza y la situación de constante acoso a que son sometidos. “Ahora mismo Renay armó su batería y está ensayando bajito. Lo que estamos haciendo es grabar los temas nuevos que tenemos para que no se nos olviden y tratar de montar las cosas casi como si se tratara de un trabajo de mesa”. Luego agrega: “Todo lo tenemos que hacer bien bajito, porque ahora se han ensañado con nosotros... Lo último que nos hicieron fue un acto de repudio en la Zona de los CDR [Comité de Defensa de la Revolución, agrupación de vigilancia e intimidación]. Me citaron judicialmente y esgrimieron que estamos contra la convivencia con los vecinos, por la música que hacemos. De cualquier manera pretenden silenciarnos”.

Porno para Ricardo se constituyó en 1999 primero como un trío de punk rock, logrando, tras el disco Po’l tu culpa, una gran popularidad. Para el 2001 ya la agrupación tenía un nuevo baterista y saca el CD Rock para las masas... cárnicas, el cual incluye dieciséis canciones, algunas de ellas se escuchaban en la radio. En el año 2002, una encuesta radial de programas de rock lo sitúa entre los primeros puestos de popularidad. Pero hasta ahí su buena suerte. Con el disco Porno para Ricardo (2003) comienzan a agudizarse los problemas con las autoridades oficiales de cultura y cuando dan a conocer Soy porno, soy popular (2006), ya habían sido silenciados de la radio y estigmatizados como problemáticos. Su más reciente producción A mí no me gusta la política, pero yo le gusto a ella compaÑeros, también del 2006, ha incrementado el acoso contra los músicos, mientras que en el extranjero cada vez son más conocidos.

Sobre su historial Gorki comenta que: “En una primera etapa todavía nos dejaban tocar y teníamos un pequeño espacio dentro de la radio. Ahora, en lo que llamamos internamente la segunda etapa, nos hemos radicalizado con los medios y con el gobierno. Hacemos una música totalmente sincera, sin que nos quede nada por dentro y lo que hacemos es denunciar todo lo que pasa de una manera bien clara”.

El nombre de la agrupación alude a: “Ricardo, un personaje real, un amigo mío, que por su apariencia y manera de asumir la vida, es un poco intolerado y visto de una manera prejuiciada. Consume mucha pornografía, que lo hace un tipo peculiar. Decidimos tomar su nombre para simbolizar la defensa a la tolerancia y el derecho que todos tenemos a enarbolar nuestra manera de ser. De ser tratados como (personas) normales. La sociedad, en muchos casos, te obliga a entrar dentro del rebaño y parecer alguien normal dentro de lo que está estipulado como normalidad”.

Desde el punto de vista musical, Porno para Ricardo es una agrupación vanguardista en la esfera insular. “Lo que sé de música es gracias a amigos, gente que me han enseñado acordes y trucos para la guitarra, esa es mi formación musical. Los temas del primer disco los escribí yo solo, pero luego han intervenido también los otros integrantes, Ciro, guitarra y voz, Renay, batería y voz y Ebert, bajo y voz, creando un equipo de trabajo excelente. Para mí lo cubano no está tanto en la música que nosotros hacemos, sino en las crónicas que están planteadas en las letras. Lo que hablamos nosotros es lo que nos ha pasado y lo que vemos”.

Desde que comenzaron los problemas políticos el grupo ha tenido muchas dificultades para ensayar y grabar sus temas. La policía le cierra los lugares, los arrestan por alteración del orden. El acoso sigue marcando la pauta de su rutina diaria: “Ellos no siempre se manifiestan abiertamente. En este país te hacen saber lo que tú no debes hacer. El miedo es una cultura. Ya el cubano sabe lo que no debe hacer, entonces la propia seguridad del estado es el propio ciudadano. El ciudadano se cuida de hablar las cosas donde no debe hablar. El ciudadano se cuida de hacer las cosas que no le gusta al gobierno. A mí me han llegado referencias indirectas de que mi caso se analiza, de que saben de las declaraciones que nosotros hemos hecho a la prensa extranjera. Es una cosa así para mantenerte en una zozobra permanente. No sé cuándo vendrán a llevarme, no sé en qué estarán ellos. De manera que te tienen en un estado paranoico. Así es como te tienen ellos. Bueno, de hecho, una de las medidas fue meterme preso dos años, me echaron cuatro años, pero estuve dos”. Gorki alude a una condena por tenencia de drogas, pero siempre ha afirmado que fue una estrategia para encerrarlo.

Le preguntamos sobre el personaje “Gorki” que aparece en la película Habana Blues de Benito Zambrano. “Benito llegó acá y coordinó mi participación en su película. Cuando llegó el momento de filmar se enteró que yo estaba preso y cerrado El Patio de María, donde tocábamos. Entonces él me dedicó un pequeño momento en los créditos donde dice: A Gorki que cuando hacía falta no estaba. Amén de que me vi algo caricaturizado en la película, le agradezco enormemente a Zambrano lo que hizo. Benito hizo muchos esfuerzos para que yo saliera de la prisión, para que al menos pudiera grabar el tema, porque la voz que sale ahí no es la mía, sino la del baterista. Trató que hiciera el personaje, que me dieran un permiso de salida para hacer la película, pero todos se lavaron las manos y no pude participar. Eso no me sorprendió. De los comunistas espero cualquier cosa. Ellos son los dueños de este país y nosotros estamos indefensos en su estado. El estado puede hacer todo, cambian la constitución, te mandan a la cárcel, te fusilan. De ellos yo espero cualquier cosa”. El estado de ánimo de Gorki se resume en el final del tema Mi balsa, que dice con ironía: “El pueblo está contigo, Fidel.... bravito, bravito”.

Los tres discos de Porno para Ricardo están disponibles en el portal cibernético Porno Para Ricardo y la tienda El Museo del Disco en Miami.