Saturday, April 5, 2008

premios, y verdadero reconocimiento.

Yoani Sánchez ha recibido dos premios y muy merecidos.
El premio de Periodismo Ortega y Gasset en la categoría de "periodismo digital" y el reconocimiento de Vargas Llosa, de uno de los mejores escritores y pensadores de la América Latina.

Generacion Y es un chapuzón en las aguas de nuestra Cuba . De alguna manera Yoani nos hace ver las realidades de la Cuba de hoy sin el estridente sonido que emana de la elite del llamado exilio histórico, ese sector del exilio que considera cada cubano en la isla como algo desechable.

Yoani no insulta, solo testifica.
No señala con el dedo, solo corta las cortinas de 50 años de promesas que nunca fueron cumplidas.
Al ver los recientes cambios en Cuba , solo podemos imaginar que gran parte de estos algun día seran atribuidos al coraje de esta cubana.

Pero dentro de esto hay algo de gran interés para esos cubanos en los EEUU que han admirado su trabajo desde el primer día que supieron de ella y tuvieron su blog abierto delante de ellos por muchas horas.

Yoani, que ha sido abrazada como una nueva revelación en los ultimos días por grupos y bloggers que al principio de su "descubrimiento" la acusaron descaradamente de ser una comunista o una agente del G2 ya que habia salido de la isla y había regresado. Para este grupo de pseudo-elitistas ese es el sello que garantiza la complicidad con la dictadura en Cuba.

Para mi es increible leer que ahora la ensalzan en blogs como Babalú que la tildaron de falsa y llamaron los peores de los nombres pero al ser aceptada por la mayoría de los cubanos en la isla y fuera de ella, cambiaron el ritmo y se olvidaron de las barbaridades y oprobios con las que se refirieron a ella. No era suficientemente rebelde, la Yoani. ¿como aparecía ella, se iba a Suiza y luego retornaba Cuba, a escribir este blog? Pero si Cuba solo lo que tiene es "musica, ron y putas!

Esas palabras pueden leerse en los enlaces en estos comentarios en Miami and Beyond. Hoy -¿afortunadamente?- piensan otra cosa.

Para hablar de la Cuba de Yoani, simplemente tienes que haber vivido la Cuba de Yoani. En carne propia y viva.
Esa no es la Cuba mítica de las 9,000 caballerías de tierra y los 10 criados, que seria -si sumamos todos estos terrenos- más grande que Africa y con un población -en criados solamente- que rivalizaría con la de la India. Hoy, con un mínimo de acceso al internet en Cuba, Yoani y Potro Salvaje tendrán la oportunidad de un día ver cara a cara a quienes los insultaron por navegar para sobrevivir entre las aguas pútridas del regimen, ya que todo el que lo hace es sospechoso de ser un comunista. Bueno, en realidad el internet en Cuba demora mucho en cargar una página, así que quizás ellos no lean los oprobios, y aunque los lean, a ellos esos insultos estoy seguro que "les resbalan" como se dice en habanero.

A Yoani no le hace falta ese "falso reconocimiento" ni ser abrazada por estos que ahora le quieren dar un pedestal, que ella no necesita pues se ha labrado el suyo propio a golpe de coraje y valentía.